Menú
 

¿Qué es la Catequesis Parroquial?

La Iglesia existe para evangelizar, esto es, para "llevar la Buena Nueva a todos los ambientes de la humanidad y, con su influjo, transformar desde dentro, renovar la misma humanidad" . La catequesis es un modo concreto por el que la parroquia trata de evangelizar a los que se inician en la vida cristiana. Es una formación sistemática de la fe. No es solamente una enseñanza; es un aprendizaje de toda la vida cristiana y un proceso de incorporación plena a la comunidad. Su finalidad no se limita por tanto a preparar a la Primera Comunión sino a la integración a la vida comunitaria y a la Eucaristía en la comunidad adulta.

Catequesis y Familia

El Concilio  Vaticano II, al hablar de la misión educativa de la familia, llama a ésta  «iglesiadoméstica» (Lumen Gentium, 11) donde cada uno recibe y  da, y reconoce que los padres son los principales y primeros transmisores de la  experiencia de la fe. En 1971, en el DirectoriumCatechisticum Generale (n. 78), se afirma que: «se debe fomentar la adecuada intervención de los  padres cristianos ayudados por una formación apropiada que hay que darles (...)  pues la Iglesia  se construye cuando los padres reciben ayuda para cumplir rectamente su  misión».

Juan Pablo II en su encíclica Redemptor Hominis (n. 19),  afirma que la forma fundamental de catequesis es la catequesis familiar, es  decir, la catequesis de los padres a sus propios hijos.

En la nuestra parroquia, y siguiendo las orientaciones de la Arquidiócesis, las familias se han ido incorporando  a la catequesis para que tengan cada vez más un papel protagonista en la educación de la fe de sus hijos.

Queremos una catequesis con estas características:

  • Es una acción  evangelizadora y educadora en la fe que pretende cristianizar a todo núcleo  familiar: los padres, los hijos y demás familiares, aunque los adultos tienen  que ser los preferidos y dedicarles una atención constante.
  • Es una forma de  catequesis al servicio de la única gran misión de la Iglesia, que es  construirse a sí misma para ser signo de salvación. Trabaja de forma articulada  con los otros ministerios y grupos de la parroquia.
  • Forja una  comunidad no cerrada en sí misma, sino al servicio de la persona, integrada en  la parroquia en íntima comunión con la liturgia y la línea pastoral, pero  prestando un continuo servicio al pueblo.
  • Lleva a integrar  a las familias que la han vivido, de una manera u otra, en los grupos de  matrimonios o en cualquier otro ámbito de acción pastoral que la parroquia debe  tener previstos.
  • Es una respuesta  a las necesidades reales de nuestro tiempo y a la situación concreta de nuestras familias.

Objetivos de la Catequesis Parroquial

Podemos  sintetizarlos y concretarlos del siguiente modo:

a) A corto plazo:

  • Anunciar el  Evangelio de Jesucristo a las familias, concientizarles de su misión  evangelizadora y dar cohesión al grupo familiar.
  • Guiar a los  padres y ofrecerles los medios necesarios para fomentar la oración y la catequización  familiar.
  • Celebrar la fe  en la familia y en la comunidad parroquial.

b) A medio y largo plazo:

  • Integrar a las  familias en distintos grupos de la   Iglesia, para que puedan seguir viviendo la fe cristiana.
  • Evangelizar  nuestra parroquia.

Como se aprecia no es misión  preparar exclusivamente a los niños para recibir el sacramento de la Eucaristía. La  catequesis  abre un itinerario de iniciación cristiana, que se ve  recorriendo por pequeños pasos y que no termina con Confesión y Primera Comunión.

La  catequesis parroquial apoya y promueve el derecho de los padres a ser los  primeros y principales educadores de sus hijos para que alcancen la madurez  personal y de esta forma se construya una sociedad más humana y cristiana. La  parroquia y la escuela no podrán sustituir a la familia en su ministerio  educativo, de ahí la importancia de esta metodología y su posible integración  en los grupos parroquiales de iniciación en la fe.

Agentes de la catequesis

Parejas-guía: son los  catequistas, preferentemente matrimonios, que con un mayor o menor grado de  implicación pastoral en la parroquia, trabajan al servicio de los padres y  junto con éstos preparan, cada dos semanas, la catequesis que los padres  habrán de realizar y transmitir a los hijos en la familia reforzando lo tratado con los catequistas.

Padres: son los verdaderos catequistas, que desarrollan en  casa con sus hijos la catequesis, dialogando con ellos y ayudándoles a cumplir los compromisos señalados para la semana. Los acompañan en la celebración dominical de la Eucaristía.

Niños: son los receptores de la catequesis. Se reúnen semanalmente con los catequistas. Participan en la misa dominical de las 10:00 am, dedicada especialmente a ellos.

Catequistas: son los   que, en nombre de la parroquia, acogen a los niños y les acompañan en el proceso de iniciación. Se reúnen con los niños cada semana, les acompañan en la celebración de la Eucaristía Dominical y están en comunicación con los padres para que la catequesis sea una tarea compartida y puedan organizarse actividades que favorezcan la integración de todos en la comunidad cristiana.

Organización de la catequesis

Aunque la catequesis debe acompañar al niño desde temprana edad, en la parroquia los niños se integran a la catequesis a partir de los nueve años. Tenemos los siguientes grupos con el horario de reuniones:

  • Segundo nivel de Primera Comunión: sábados de 1: 45 pm - 3:30 pm
  • Primer  nivel de Primera Comunión: sábados de 3:45 pm - 5:30 pm
  • Prejuveniles: sábados de 4:00 - 5:30 pm
  • Primer nivel de Confirmación: sábados de 9:30 am - 12:30 m
  • Segundo nivel de confirmación: sábados de 9:30 am - 12:30 am
  • Adultos: domingos de 10:00 am - 11:00 am

Warning: Creating default object from empty value in /home/iglesiap/public_html/modules/mod_jw_srfr/helper.php on line 135
Go to top